Universo Insólito en M-80 #010

05-12-2014

Las ganas de los seres humanos por comunicarse con los muertos es tan antigua como el hombre mismo. El juego se patentó por primera vez en 1870, y su nombre proviene de ‘oui (sí) y ‘ja’ (sí), y se usa para que otras realidades habvlen y contesten a las personas que lo usan. Muchos lo califican como un juego, pero el peligro viene cuando se utiliza sin saber lo que puede desencadenar en nosotros mismos.

La ouija tiene un poder sugestivo enorme. En la adolescencia, habitualmente, y se convierte en una bomba de relojería. No por el hecho en sí de que aquello con lo que se contacte sea maligno, sino que en mentes poco preparadas, una de las primeras cosas que suele provocar es que cierta adicción. Además, se ha hecho asociaciones con que quien contesta a estas preguntas son entidades de todo tipo: malignas, espirituales, extraterrestres, demonios, y eso puede crear verdaderos traumas entre personas muy jóvenes.​